Autodefensa Informática 22: “Miedo y asco en el C.N.I.” (Especial Segundo Aniversario)

Autodefensa Informática 22: “Miedo y asco en el C.N.I.” (Especial Segundo Aniversario)

Son alrededor de 3.500, rondan los 40 años y tan solo un pequeño porcentaje son mujeres. Están presentes en 67 países. Ocupan trabajos de lo más variopinto y todas estas personas tienen algo en común, ¿adivináis qué es? Todas son agentes del Centro Nacional de Inteligencia español, el CNI, o “La Casa”, el nombre con toque mafioso con que se conoce al servicio de inteligencia de este país.

En las películas, los espías son gente discreta, que oculta su profesión a su propia familia. De su habilidad para no ser descubiertos depende el éxito de la misión y, a veces, la propia vida. En España, nuestros espías esgrimen con naturalidad su condición de funcionarios públicos, aunque eso sí, secretos. Desde 2003, los 3.500 agentes disponen de un carné y una placa que los identifica como tales. Parece que tenemos un servicio secreto que se empeña en dejar de serlo…

Para hacer sus cositas de espías, el CNI contó en 2016 con un presupuesto de 240,98 millones de euros; 7,7 millones más que en 2015. Y es que, el Gobierno les ha subido la “propina” porque le fueron llorando con la amenaza de terrorismo yihadista.

¿Y en qué se gastan todo este dinero nuestros James Bond? Pues por ejemplo pagando a un experto en reputación online para difundir noticias positivas sobre la sociedad y la economía españolas por internet. Una tarea que se prolongó durante casi un año. Por cierto, a este mismo experto en reputación online le contrató el ex-presidente José Luis Rodríguez Zapatero en 2009 para tratar de frenar la difusión de la famosa fotografía en la que salían sus hijas vestidas de góticas. ¿Quizá el Zapatitos les pasó el contacto…?.

También se dice que el CNI pagó a Bárbara Rey para que no hablara sobre su relación con el Rey emérito. O que el “pequeño Nicolás” contó que era un “charlie” del CNI. Seguramente al CNI le encanta dar esa imagen de agencia TIA de Mortadelo y Filemón, porque cuanto menos amenazantes parezcan, mejor.

Así que, bromas aparte, en 2013 conocimos, gracias a las filtraciones de Edward Snowden, que el CNI ha estado colaborando con la NSA estadounidense en el espionaje masivo a millones de españoles, interceptando millones de metadatos de registros de llamadas, mensajes de texto y correos electrónicos.

Sabemos además, por una investigación de The Guardian, que el CNI colabora desde 2008 con los servicios secretos europeos en el espionaje de Internet. Y que esta alianza se vio muy beneficiada cuando entró el CNI, puesto que cuentan con conocimientos técnicos muy avanzados en la vigilancia de las comunicaciones digitales.

Y a consecuencia del ataque perpetrado contra la empresa italiana de seguridad informática Hacking Team, conocimos que, desde 2010, el CNI había pagado cientos de miles de euros para adquirir sofisticado material con el que realizar espionaje en nuestras telecomunicaciones.

Tampoco olvidemos que desde 2004 el Gobierno usa la herramienta SITEL, el Sistema Integrado de Interceptación de Telecomunicaciones. SITEL sirve para interceptar las llamadas telefónicas fijas y móviles, SMS y navegación por Internet. Está en manos del Ministerio del Interior español y a él pueden acceder los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y el CNI, lo cual se hace en colaboración con todas las operadoras de telefonía.

Y éstos son tan sólo algunos ejemplos que han salido a la luz sobre el CNI. Mientras tanto, es desolador ver cuánto se ha gastado el Gobierno en sistemas de seguridad, tecnología militar y servicios de inteligencia en lugar de invertirlo en verdadera inteligencia: en educación, en mejoras laborales, en sanidad, en cultura y en mejorar la vida de las personas, no en vigilarlas.

Y es que, ¡Sin privacidad no hay libertad!

En el programa de este mes ¡estamos de celebración! ¡Cumplimos dos añitos en las ondas libres!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =

Uso de cookies

radioalmaina.org utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Font Resize
Contrast