Inicio Noticias Ecologistas en acción

Plan de renaturalización del río Genil a su paso por la ciudad de Granada

12
0

Granada se sitúa en un espacio de confluencia de ríos, encontrándose atravesada por el río Genil, al que se unen en el entorno de la ciudad el Darro, el Beiro y el Monachil. Esta situación geográfica explica el desarrollo histórico de la ciudad y de los pueblos que la han habitado. Y explica también la existencia de la Vega, amplio paisaje agrícola y cultural de gran riqueza. La cultura romana, y posteriormente, la musulmana, configuraron las claves del territorio actual, dando lugar al rico y variado patrimonio que afortunadamente en gran medida ha permanecido hasta la actualidad.

Más recientemente, la modernización de la ciudad y los crecimientos urbanísticos, la implantación de usos industriales y de grandes infraestructuras de comunicación, o los cambios asociados a la economía agraria han transformado este paisaje, habiéndose perdido algunos espacios y elementos valiosos, pérdida que se resume como factor más relevante en los excesos del desarrollo urbanístico en el espacio de la Vega, generando
la ocupación y degradación de una importante parte de este territorio.

Suele ser comúnmente aceptado que, con el desarrollo moderno de las ciudades, se ha dado la espalda a los ríos, lo cual ha llevado a convertir a estos lugares en espacios marginales y descuidados. Los ríos en las ciudades se han convertido, en muchas ocasiones, en barreras divisorias, colectores de aguas fecales y lugares de vertido de todo tipo de residuos.

Al igual que en otras ciudades, este proceso de cambio histórico ha tenido consecuencias directas en los ríos de Granada, que, como en otras ciudades, fueron ya hace muchos años menospreciados, convirtiéndose en el lugar de evacuación de las aguas residuales y sufriendo la destrucción del ecosistema fluvial.

Así, muchos ríos españoles fueron rectificados en su trazado y encauzados entre estructuras de obra, como lo fue el río Genil. Otros pequeños cauces desaparecieron por completo en importantes tramos, siendo ocupados en sus bordes por edificaciones o incluyo soterrados, caso del Darro.

Sin embargo, en las últimas décadas, una buena parte de las ciudades han devuelto la atención a sus ríos, recuperando en parte su papel principal dentro del espacio urbano. Ahora como un elemento medioambiental y paisajístico, como recurso que embellece el espacio urbano y permite el desarrollo de actividades de ocio y esparcimiento.

En la ciudad de Granada se abrió hace ya muchos años el debate de la recuperación del río Genil, con propuestas por parte de distintos colectivos a tal fin, planteando Ecologistas en Acción en distintas ocasiones la necesidad de llevar a cabo un proyecto que facilite la recuperación ambiental de esta corriente fluvial, que lleva décadas condenada a una situación deplorable.

Ecologistas en Acción considera que ha llegado el momento de poner sobre la mesa las acciones concretas a llevar a cabo y que es urgente renaturalizar el río Genil a su paso por la ciudad de Granada, devolviéndole, en la medida de lo posible, el aspecto de río natural que tenía hace un siglo. Granada es una ciudad histórica de gran belleza y riquísimo valor monumental, disponiendo de lugares Patrimonio de la Humanidad claves que trascienden la identidad granadina. La recuperación ambiental y paisajística de su río, el Genil, es una muestra de cultura y sensibilidad de la sociedad del siglo XXI de la que todas y todos formamos parte, una muestra de respeto hacia el entorno y hacia la propia sociedad granadina que urge acometer para devolver a la ciudad una parte más de su patrimonio, un río que une y da vida a la ciudad y a la ciudadanía.

De esta manera, se conseguiría incrementar sustancialmente su valor natural como ecosistema fluvial, así como potenciarlo como pasillo verde y ambiental en su recorrido entre la Sierra y su discurrir entre la Vega. Asimismo, esta naturalización del río resultaría también de gran interés social, al suponer una mejora estética considerable con respecto a la situación actual. Si bien hace medio siglo el hormigonado y asfaltado se
asociaba al desarrollo y mejora de la calidad de vida, en la actualidad para la mayoría de la población el hormigón y la piedra resultan cada vez más fríos e impersonales, apreciándose de nuevo, cada vez más, los escenarios naturales o naturalizados.

Por ello, Ecologistas en Acción ha elaborado el presente “Plan de renaturalización del río Genil a su paso por la ciudad de Granada”, en la línea de la propuesta que presentó en el año 2017 esta organización a través de su grupo de Granada, con el que se pretende devolver a nuestro río el aspecto de un curso fluvial más o menos natural, que incrementaría sustancialmente sus valores ambientales y paisajísticos, creándose un área natural que disfrutarían a diario muchas granadinas y granadinos como espacio de contacto con la naturaleza y de ocio y paseo.

En el diseño del Plan se ha tenido muy en cuenta que las actuaciones propuestas no produzcan riesgo hidrológico de ningún tipo y que no supongan tampoco un desembolso económico que pueda resultar elevado. A partir de estos dos aspectos, se presentan en el Plan una serie de propuestas que van a producir una notable naturalización del río y una mejora estética considerable. Las modificaciones que se plantean no van a interferir con el funcionamiento habitual de la ciudad, al tener lugar todas las acciones dentro de la caja del río. Por esta razón, también va a suponer un coste económico moderado en
su realización y reducido en su mantenimiento. Se trata, en definitiva, de un plan cuya rentabilidad ambiental y social va a resultar muy alta, sobre todo en comparación con el coste económico que conlleva.

Por último, señalar que Ecologistas en Acción presenta este Plan al Ayuntamiento de Granada y a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para su realización, al ser las administraciones públicas con competencias directas en el río Genil a su paso por el entorno de la ciudad de Granada. Esperamos que dichas administraciones tengan la sensibilidad ambiental y social necesaria para llevar a cabo este plan, que estamos convencidos contribuiría a mejorar la calidad de vida de los granadinos y demás vecinos próximos y visitantes, suponiendo también una irrenunciable contribución al embellecimiento de la ciudad.

Granada noviembre 2019

ReproducirReproducir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + trece =